Chocolate a la taza fácil y rápido

Hoy domingo ha amanecido lloviendo en Málaga. Y cuando he ido a preparar el desayuno me he dado cuenta que en este blog, que tiene tantas recetas para toda la familia, aún no había puesto la del chocolate a la taza en nuestro robot de cocina. Por supuesto que se puede hacer en un cazo, como siempre, pero cuando tienes niños pequeños, como es mi caso, y tienes que preparar un desayuno de domingo, nada mejor que nuestro robot haga el trabajo por nosotros. Así nos ahorraremos más de 10 minutos removiendo el chocolate y podemos preparar el resto del desayuno. Podéis emplear chocolate a la taza o chocolate de postres, espesado con un poquito de Maizena©. La primera vez que leí esta receta fue en el blog Velocidad Cuchara, y estoy totalmente de acuerdo con Rosa Ardá: si os apetece comer churros, mejor id a comprarlos. La masa de los churros salta mucho y podéis tener un susto. Os lo digo por experiencia 😉
Después de hacer muchas veces este chocolate, os dejo mi receta, con la que hago el chocolate como más le gusta a mi familia.
Para hacer chocolate a la taza para cuatro personas, en 10 minutos (sin remover una sola vez) necesitáis:
– 1 litro de leche (yo uso sin lactosa).
– 250 gr de chocolate a la taza.
Poned los ingredientes en el vaso y programad 10 minutos/90º/ velocidad 4 si la leche está a temperatura ambiente. Añadid 1 minuto si está fría.

Si tenéis chocolate para postres, prepararéis un rico chocolate a la taza. Solo necesitaréis:
– 200 gr de chocolate de postres.
– 1 litro de leche.
– 30 gr de Maizena©.
– Una pizca de sal.
1º. Pon el chocolate en el vaso partido en varios trozos. Dale 3 ó 4 golpes de turbo.
2º. Añade el resto de ingredientes y programa 10 minutos/90º/Velocidad 3. Añade un minuto más si la leche está fría.
3º. Mueve 20 segundos, velocidad 4 y sirve.

Si no tenéis niños en casa probad a aromatizar este chocolate con un chorrito de Cointreau©, de Baileys© o del licor que más os guste. Si os gusta el chocolate picantito, añádele cuando falten dos minutos una pizca de guindilla o cayena molida con la punta de un cuchillo (ten cuidado, que no te pique mucho).

Puedes doblar las cantidades y reservar en el frigorífico cuando enfríe. Cuando vayas a usarlo solo tienes que calentarlo en el microondas. Para acompañarlo, puedes hacer unos ricos y sencillísimos buñuelos de viento (puedes ver la receta aquí) o unas ricas magdalenas (pincha aquí para ver la receta). Nada como el sabor auténtico de lo cocinado en casa.

NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

1 Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme