Ropa vieja andaluza o guiso de garbanzos exprés

Hoy os traigo otra receta más de aprovechamiento, tan buena y versátil que incluso podéis prepararla a propósito, aunque no tengáis los ingredientes reservados. Ya vimos el delicioso cuscús rápido de pollo y verduras y la buenísima ropa vieja cubana, otras dos recetas de aprovechamiento que, como esta, podían prepararse fácilmente. Hoy os presento otra de las formas de aprovechar los ingredientes del puchero o cocido, concretamente los garbanzos. También se llama ropa vieja (ya sabéis que la cubana viene del mismo origen, de ahí el nombre). La he comido preparada de esta manera en Málaga, Almería y Cádiz, así que la llamaremos ropa vieja andaluza 😀
Si no tenéis garbanzos del puchero y os apetece un plato rápido y sano de legumbres, podéis emplear garbanzos de bote, bien lavados con agua caliente y escurridos. Con un poco de chorizo o de jamón tendréis un plato muy nutritivo apto para toda la familia. En Málaga se aprovecha la carne del puchero para picarla a cuchillo muy pequeña, mezclada con el chorizo y la morcilla para hacer la deliciosa “pringá”. Es una especie de paté grueso que untado en un mollete de Antequera calentito es una de las cosas más sencillas pero ricas que comeréis. Si queréis podéis reservar un poco de esa carne para nuestra ropa vieja, pero ya os digo que con el chorizo o el jamón está muy, muy buena.
Para preparar esta deliciosa ropa vieja necesitaréis:
400 gr de garbanzos cocidos.
Un pimiento verde.
Una cebolla grande.
Dos dientes de ajo.
Un tomate maduro rallado.
Pimentón dulce.
Una pizca de pimienta negra molida.
Comino molido.
Un vaso o 200 gr de caldo de pollo.
Chorizo o jamón.
Carne del puchero o cocido (opcional).
Aceite de oliva virgen extra (30 gr).
Sal.
Para preparar este plato, vierte un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y haz un sofrito con la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento verde cortados en trocitos y con un poquito de sal. Cuando la cebolla esté muy blandita y con colorcito, añade una pizca de pimentón dulce molido y remueve, con cuidado de que no se queme para que no amargue. Echa el tomate rallado y una pizca de pimienta negra molida y deja que se haga durante unos minutos a fuego medio y removiendo con frecuencia. Es el momento de añadir el chorizo. Si es chorizo del cocido, pícalo en trozos visibles y mézclalos. Si vas a usar garbanzos de bote porque no tenías del cocido, pica un par de chorizos frecos y/o jamón y rehógalos junto con el sofrito para que se integre bien. Cuando el sofrito esté listo, rehoga en él los garbanzos bien escurridos (previamente lavados en agua caliente si son de bote) y dales unas vueltas para que se mezclen bien con el sofrito. Rectifica de sal y añade un poco de comino molido y un vaso de caldo de pollo. Deja reducir a fuego medio durante unos cinco minutos y sirve. Puedes picar un poco de cebollino o perejil y echarlo por encima cuando emplates.
Este plato se puede hacer en el robot multifunción, Thermomix o Monsieur Cousine Plus, perfectamente. Es tan fácil como seguir los siguientes pasos:
1º. Pon en el vaso la cebolla, los ajos, el pimiento y el tomate limpios y cortados en cuartos. Cierra el vaso y tritura 6 segundos/velocidad 4. Abre el vaso y baja los restos de verdura hacia las cuchillas. Añade 30 gr de aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal y pimienta negra molida. Cierra el vaso y programa 8 minutos/Varoma (120º en MC Plus)/velocidad 1.
2º. Si no tienes chorizo del cocido o quieres usar jamón, añádelos picados en este momento y programa 2 minutos/100º/giro a la izquierda (giro inverso)/ velocidad 1. Si tienes carne o chorizo del cocido, añádelos junto a los garbanzos en el paso siguiente, saltándote este.
3º. Abre el vaso y vierte los garbanzos en el vaso (bien lavados en agua caliente si son de bote). Ponles un poquito de comino molido y de pimentón dulce molido. Añade 200 gr de caldo de pollo. Programa 8 minutos/Varoma (120º en MC Plus)/giro a la izquierda (giro inverso)/velocidad cuchara (velocidad 1 en MC Plus). Rectifica de sal y sirve con cebollino o perejil por encima.
Importante: si no tienes caldo de pollo, puedes seguir el resto de los pasos y tendrás un plato muy parecido, pero con los garbanzos salteados en vez de con un poquito de salsa. Igual de rico y rápido 🙂

NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme