Caldo reciclado de peladuras de verduras

En casa siempre he hecho caldo de verduras como fondo de sopas, arroces… Desde que he incrementado el consumo de verduras con mi #retovegano21dias (puedes ver la descripción de todos los menús diarios pulsando aquí ) he incrementado también los deshechos vegetales: peladuras de zanahoria, cebolla, calabacín, berenjena, puerro, tomate… Mucha de esta verdura la compro ecológica y la que no lo es es de muy buena calidad (suelo comprar en un puesto del mercado que trae una verdura estupenda). Recordé que una conocida que vivió mucho tiempo en Holanda me dijo en una ocasión que allí las verduras y las frutas costaban mucho más caras que en España y que quizá por eso, o porque la gente tenía más conciencia de aprovechar lo que tenía, había la costumbre de utilizar las peladuras de los vegetales (frescos y bien lavados previamente) para hacer caldos.
Así que decidí poner en práctica la idea. Y desde entonces, durante todos estos días, tengo una bolsa zip en el frigorífico con restos de verdura que después convierto en caldo para sopas, cuscús, fideuá, arroces… A ese caldo no le pongo ni sal, ni pimienta ni aceite de oliva virgen extra, para poder hacerlo después en la receta del plato correspondiente.
Las bolsas zip son perfectas para conservar durante unos días esos restos frescos de verduras si no puedes hacer el caldo inmediatamente. El truco para que te salga un caldo equilibrado está en no abusar de ninguna verdura sobre el resto: en mi caso, mis bolsas zip suelen contener restos de puerro, cebolla, apio, zanahoria, tomate, ajo, berenjena, perejil y calabacín. También calabaza o patata si he cocinado previamente con ellas.
Es una olla con abundante agua, ponemos los restos de las verduras y la llevamos a ebullición. El caldo debe hervir durante al menos 45 minutos a fuego medio/alto. Sabrás que está en su punto cuando veas que el caldo ha tomado color. Si pruebas por ejemplo un trozo de zanahoria y ves que no sabe a nada, es que está listo. Deja que se temple y cuela.

Si quieres usar Thermomix o Monsieur Cuisine Plus, pon los restos de verduras en el vaso, vierte 1,5 litros de agua y programa 30 minutos/varoma/velocidad 1. Puedes aprovechar ese tiempo para cocer patatas en el varoma, huevos (bien envueltos en film) o incluso arroz.

Las verduras que han quedado puedes aprovecharlas si tienes un jardín o un huerto para hacer compost para fertilizar de forma natural la tierra. Yo, como no tengo huerto ni jardín, no puedo hacerlo, pero al menos tiro a la basura las peladuras de mis verduras sabiendo que las he aprovechado al 100% dentro de mis posibilidades.
Una vez colado, este caldo se puede refrigerar durante días en el frigorífico o incluso congelar para poder usarlo cuando lo necesites. Anímate y pruébalo. Seguro que te sorprende el resultado.

NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme