Queso casero a las finas hierbas para untar

Si os gusta el queso en crema para untar, este os va a encantar. No tiene lactosa, se hace en unos minutos, y puede comerse solo unas horas después de ser preparado. Solo necesitas unos yogures vegetales, por ejemplo de soja, sin azucarar, y unos pocos condimentos. También puedes hacerlo con yogures tradicionales si quieres, aunque te recomiendo que lo hagas con los de soja: sale un queso tan bueno que te sorprenderás.
Con las Navidades cerca, esta será una de las opciones que emplee para montar canapés y para usar con “crudités” o bastoncitos de verdura (zanahoria, apio, pepino…) como entrante. Así todos tendremos oportunidad de probar cosas ricas, los veganos y los no veganos.
Hay muchas combinaciones posibles con este queso para untar casero. Hoy os traigo la de finas hierbas, una de las que más me gustan personalmente. Para unos 150 gr de queso solo necesitarás 2 yogures de soja naturales, sin azucarar ni edulcorar, 15 gr de levadura de cerveza desamargada y los condimentos que quieras, en las cantidades que prefieras. La levadura de cerveza, además de ser una fuente natural de vitamina B12, aporta ese saborcillo de queso que no hará que echemos de menos el queso para untar industrial. Os pongo como orientación las cantidades e ingredientes que uso yo:

2 yogures de soja naturales, sin edulcorar ni azucarar;
3 gr de sal;
5 gr de hierbas provenzales;
5 gr de cebollino fresco picado;
mezcla de pimientas recién molidas;
15 gr de levadura de cerveza desamargada en copos.

1º. En un vaso alto (yo uso el de la batidora) pon un paño de cocina limpio o una gasa, de tal manera que puedas echar el yogur dentro del paño y que el líquido vaya filtrándose hasta caer el el vaso, sin tocar el paño o la gasa. Puedes poner una goma alrededor del vaso para que no se mueva y tapar con film transparente o directamente hacer un atillo con la gasa o el paño y dejar que filtre el líquido al vaso. Independientemente del método usado, deja que el yogur pierda la parte líquida en el frigorífico, al menos tres horas, aunque mi consejo es que repose una noche (8 horas). Así tendrás la textura perfecta del queso para untar de supermercado.
2º. Una vez transcurrido el tiempo de reposo, vierte el queso en un cuenco amplio y añade los ingredientes detallados anteriormente. Con un tenedor, mezcla bien, pero con cuidado, hasta conseguir que se integren de forma homogénea en el queso. Prueba y rectifica si lo ves necesario (puedes añadir más sal, más pimienta molida…, todo dependiendo de tus gustos).
3º. Guarda en un recipiente hermético en el frigorífico y consúmelo en unos 3 ó 4 días.
El resultado es un queso cremoso, delicioso, sin conservantes, sin grasa animal ni lactosa. ¿Te animas a prepararlo? Cuéntame qué te parece y cuál es la combinación de hierbas y condimentos que has usado. Estaré encantada de leerte.
NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

3 Comments

  • Esther
    15 noviembre, 2017

    Felicidades por el blog. Soy seguidora de tus recetas y en el caso de esta me gustaría saber donde compras la levadura de cerveza desamargada?Yo tengo de la normal.
    Muchas gracias

    Un saludo y cuando pruebe hacer la receta te cuento el resultado.

    • el tiovivo rojo
      15 noviembre, 2017

      Hola, Esther. Muchísimas gracias por tus palabras. La levadura de cerveza la compro en el herbolario. El paquete que tengo es de 150 gr y me costó 2,95€, pero hay muchas marcas y precios. Dura una barbaridad y tiene una caducidad muy larga. Lo puedes usar en muchísimas recetas y tiene muchas propiedades. De hecho en el blog acabo de poner una receta de paté vegetal donde la uso. Desde luego para los quesos caseros de este tipo es más que recomendable, porque le da el sabor típico del queso, sin serlo .

    • el tiovivo rojo
      17 noviembre, 2017

      Muchas gracias a ti. Seguramente la levadura de cerveza que tengas sea igual que la que yo compro en el herbolario, solo que en mi envase añade “desamargada”. Suele haber dos tipos de levadura, hasta donde yo sé: de cerveza y nutricional. Las dos son parecidas, aunque la de cerveza es más fácil de encontrar. Así que, adelante: usa la que tienes en casa ☺️

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme