Pan de molde casero

Desde hace unos meses he caído en el embrujo del pan casero. La verdad es que una vez que empiezas, es imposible dar marcha atrás. La primera receta que hice fue esta, un pan de molde suave, delicioso y natural, nada que ver con el pan de molde industrial. Al principio repartía la masa en dos moldes de plum cake, pero más tarde me compré la panificadora sin Teflón© de Unold©, esta de aquí:

La cubeta es más pequeña que otras del mercado, pero es perfecta para nuestra familia: con la mitad de la receta que os pongo a continuación tengo un pan de algo más de medio kilo. Para nosotros eso supone pan para tres días. Para una familia mayor con esta panificadora, sería tan fácil como hacer pan con más frecuencia (consume tan poca electricidad que no sería ningún drama). Estuve pensándome mucho si comprar una panificadora con Teflón© o esta por la que finalmente me decidí (si quieres leer el post sobre este tema, pincha aquí), y después de varias semanas de uso tengo que decir que no me arrepiento de la decisión que tomé.

Sobre la conservación del pan: antes de mi panificadora congelaba el pan de molde ya cortado en bolsas “zip”. Ahora, cuando quiero pan lo hago sin esfuerzo. Para conservarlo he probado las bolsas de tela para el pan, las de plástico o directamente envolverlo en un paño limpio dentro de una bolsa. Hasta que compré esta panera:

Viene acompañada de una guía para cortar las rebanadas de pan (un poco endeble, pero bastante efectiva con un buen cuchillo afilado) y vale tanto para un pan grande como para uno más pequeño. Con esta panera mi pan de molde dura fresco los tres días que tardamos en consumirlo sin necesidad de emplear el congelador. Así el cajón del pan está ocupado con los bollitos y los molletes que de tanto en tanto hago.

La receta que a continuación leeréis la vi por primera vez en el blog de María Lunarillos (podéis consultarla aquí). Me gusta porque a diferencia de otras, el sabor del pan es muy auténtico, de pan de pueblo, pero con una textura que lo hace magnífico para cualquier ocasión, no solo para tostadas para el desayuno o la merienda. Además, no lleva huevo, y la cantidad de grasa es menor que en otras. Como siempre, he introducido algunas modificaciones para que el resultado sea más a nuestro gusto. Así, para un pan de algo más de un kilo o dos de medio kilo necesitarás:
660 gr de harina panificable o panadera (yo uso la ecológica de El Amasadero©)
220 gr de leche (yo uso sin lactosa o de soja)
220 gr de agua
25 gr de mantequilla (puedes sustituirla por aceite de oliva suave)
4 gr de levadura liofilizada de panadero
5 gr de sal (yo pongo una pizca)
4 gr de azúcar (yo añado otra pizca)

Si prefieres el amasado tradicional, vuelca todos los ingredientes en un cuenco amplio y amasa hasta integrar bien todos los ingredientes. Vuelca la masa sobre un bol enharinado y tapa con un paño o un film de plástico hasta que doble su volumen. Si prefieres usar tu Thermomix© o Monsieur Cousine Plus©, programa 3 minutos velocidad espiga/amasado con el vaso cerrado. Deja doblar el volumen de la masa en el vaso. A continuación, echa un poco de harina en la mesa de trabajo y estira la masa, haciendo dos dobleces (como si hicieras una barra). Mete el rulo (con las costuras hacia abajo y los extremos bien aplastados) en un molde grande bien enharinado y deja que doble su tamaño antes de hornear con el horno precalentado a 250º (sin aire) o 230º (con aire). Hornea 20 minutos. Después baja a 190º y hornea otros 10 ó 15 minutos (según tu horno).
Si utilizas panificadora, es tan sencillo como echar en el vaso los ingredientes líquidos y después los sólidos (la levadura lo último). En la panificadora Unold© pongo la mitad de los ingredientes y selecciono en el menú el programa 2 (para panes blancos muy esponjosos con largo tiempo de leudado), tostado claro, tamaño I (de 500 gr a 750 gr). No necesito ni siquiera enharinar ni pintar el molde con mantequilla o aceite: desmolda con muchísima facilidad, solo girando la base del aspa. En la panificadora de SilverCrest© de Lidl© el programa es el mismo: programa 2, para panes esponjosos. Selecciona el grado de tueste que más te guste y el tamaño (si haces toda la masa o solo la mitad como yo).

NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

 

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme