Masa para pizza (masa fina)

Hace unos siete años un amigo me regaló un libro de cocina italiana, “Cocina a ritmo de música”, que además de las recetas típicas tiene un CD estupendo con música italiana para amenizarte el cocinado. En su página 24 podéis encontrar una receta de masa para pizza que con el paso de los años he ido adaptando a mis gustos y necesidades.

En casa estoy empeñada en sustituir siempre que puedo las harinas refinadas por integrales, aunque sea un porcentaje, sin sacrificar el sabor ni el resultado final de las recetas. Poco a poco he ido introduciendo cambios en la receta, hasta llegar a esta que paso a describiros a continuación. A mí me dan estos ingredientes para tres pizzas medianas de masa fina (la que más me gusta a mí). Suelo hacer una y congelo en dos bolas las otras. Así, cuando los peques quieren pizza, solo tengo que descongelarla unas horas antes y trabajarla como si estuviera recién formada.
Los ingredientes que necesitarás son:
250 gr de harina panadera (yo uso la ecológica de El amasadero©);
100 gr de harina integral (también uso la ecológica de El amasadero©);
275 gr de agua tibia;
15 gr de levadura fresca pensada o 5 gr de levadura seca o liofilizada;
4 gr de azúcar;
4 gr de sal;
5 ml (una cucharadita) de aceite de oliva virgen extra.

Esta masa empiezo a trabajarla aproximadamente una hora antes de sentarnos a comer.
1º. Disuelve en 50 ml de agua tibia la levadura y el azúcar y deja que repose 10 minutos en un lugar cálido.
2º. En un cuenco amplio mezcla las harinas con la sal. Haz un hueco en el centro. En él, vierte el aceite de oliva virgen extra, la mezcla con la levadura y el agua restante y remueve bien hasta tener una masa homogénea.
3º. Enharina bien la superficie de trabajo y vuelca la masa en ella. Amasa durante 5 minutos o hasta que esté suave. Si tienes Thermomix o Monsieur Cuisine Plus puedes ahorrarte este paso con la velocidad a espiga o botón de amasar y con solo minuto y medio de tiempo.
4º. Pon la masa en el cuenco y tapa con un paño limpio y húmedo y deja que repose en un lugar cálido 30 minutos o hasta que haya doblado su volumen.
5º. Ha llegado la hora de dividir la masa. Yo la divido en tres partes. Hago tres bolas (con la ayuda de un poco de harina), envuelto dos en sendos film transparentes y las congelo. La tercera la estiro en la mesa de trabajo enharinada y con ayuda del rodillo. Le doy forma redondeada u ovalada y un grosor nunca superior a 5 mm, puesto que después durante la cocción subirá. Ahora solo resta ponerle un poco de tomate frito casero en la base y los ingredientes que más te gusten. Hornea la masa con el horno precalentado a 200º durante 15 minutos o hasta que la masa esté dorada por el borde y… ¡a disfrutar!

NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme