Inspiración para un Halloween terrorífico

Ya quedan solo unos días para que llegue la Noche de Difuntos y el Día de Todos Los Santos. O Halloween, si lo preferís. Ya hice un «post» donde explicaba cómo hacer buñuelos de viento fáciles y deliciosos con Thermomix (también podéis hacerlo sin ella, pero ya sabéis que supone más trabajo, más «darle a la mano», y por lo tanto más tiempo). Esta semana me va a salir «Halloween» hasta por las orejas: en el colegio de mis hijos me ofrecí para hacer un taller de manualidades, pintacaras, cuentacuentos…, y en el trabajo organicé como todos los años un desayuno temático con mi tutoría (aunque son ya «niños mayores» de instituto, les encanta todo esto). La verdad es que fue un día magnífico: muchos profeso fuimos disfrazados (yo fui de bruja, como muchas de mis «hermanas»). Los alumnos también se animaron (sobre todo los de primer ciclo de la ESO) y a los que de casa no venían disfrazados, les entraron las ganas allí y les pinté la cara de vampiros, payasos asesinos, monstruos sangrientos… Y aunque mis niños se disfrazaron en su «cole» y tuvieron día temático, luego en casa algo habrá que hacer con ellos, claro, además de comprar las ya típicas «chuches. Creo que el lunes van a tener una cena llena de sorpresas muy horripilantes… ¡Seguro que les encanta!

Por esto me he decidido a escribir esta entrada, por si alguien está tan apurado por la fiesta como yo y necesita «inspiración». Si queréis adornos para casa (mis niños siempre hacen dibujos y les gusta colgar alguna guirnalda y algún motivo «terrorífico» en el salón) hay multitud de ideas muy, muy interesantes que circulan por internet. A mí me gustan especialmente estos murciélagos voladores de www.cutediyprojects.com.

 

Solo tienes que recortar la silueta del murciélago en una cartulina negra. Para que sea más fácil dibuja en un folio la silueta de una de las alas del murciélago junto con media cabeza. Después recorta un cuadrado de cartulina suficientemente grande para que quepan dos alas, dóblalo por la mitad, dibuja el contorno de la plantilla y cuando lo despliegues tendrás el murciélago terminado. Luego solo usa cinta adhesiva de doble cara y pégalo en la pared. Repite el proceso varias veces si quieres tener una bandada de murciélagos subiendo por tus paredes.

Otra manualidad que me gusta mucho es la de los chupachups de fantasma y de calabaza. Son muy fáciles de hacer y quedan tan monos… En la foto de más abajo podéis ver unos cuantos que hice para mis chicos de clase (realmente había uno para cada uno, pero hubo quien se quedó sin calabaza… ¿Quién cogería más de la cuenta?). Solo necesitas tul blanco, una servilleta o incluso un pañuelo de papel. Y un trozo de cuerda o de hilo para atar la «sábana» del fantasma y un rotulador negro para los ojos y la boca. Para la calabaza de papel necesitarás papel crespón naranja y verde. Primero recorta la plantilla: una circunferencia más grande (8 ó 10 cm de diámetro es suficiente) y otra más pequeña (1 ó 2 cm más pequeña que la anterior). La circunferencia grande será para el papel verde y la pequeña para el naranja. Después solo tienes que envolver los chupachups y atarlos. Píntale los ojos y la boca y… listo.

Os pongo las fotos de las cositas que trajimos para el desayuno temático en clase. Tortillas, bizcochos, magdalenas, arañas y búhos de Oreo, cupcake de murciélagos, brujas y fantasmas… ¡Todo estaba riquísimo!

 

Si tuviera que quedarme con un solo plato, por el sabor, me quedaría con un bizcocho con pasas que hizo una alumna, adornado con fondant naranja y verde (como una calabaza). ¡Estaba riquísimo! Y los dedos de bruja, que volaron. Bueno, la verdad es que nada quedó mucho tiempo en las mesas… Tengo unos alumnos (y unos padres, que también colaboraron) que son unos artistas.

Aquí tenéis un recopilatorio de recetas por si necesitáis inspiración. Este es mi tablero de manualidades de Halloween en Pinterest. Y aquí tenéis tablero de recetas terroríficas. Que paséis un Halloween lleno de sustos, o mejor, una Noche de Difuntos de mucho, mucho miedo 😉.

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Vivo en Málaga, una ciudad preciosa que si no conoces tienes que visitar. Me gusta aprender y formarme de los temas que me apasionan y siempre intento rodearme de personas que me enriquezcan emocionalmente. Soy filóloga y ejerzo de ello, pero la nutrición y la cocina siempre me han llamado la atención: hay tantas historias encerradas en cada receta, tantas emociones ligadas a la cocina, tanta magia y tanta belleza... Por ello empecé con este blog de recetas y por ello también me he formado en un máster universitario de Nutrición, Dietética y Nutrición infantil. No puedo concebir mi vida sin leer, sin el cine, la música y el arte en general. Me encanta viajar a lugares monumentales y visitar sus museos y no me imagino vivir lejos del mar. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

Síguenos en Facebook

Suscríbete a “El tiovivo rojo”

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Entradas y Páginas Populares

Bechamel ligera
Dieta blanda para niños (y adultos): menú para siete días.
Galletas de avena y chocolate
Cookies de chocolate (galletas americanas).
Habas con jamón
Falsa bechamel de coliflor

Suscríbete al canal de Podcasts de El tiovivo rojo

Categorías

Estadísticas

  • 330.423 visitas

Archivos

El tiovivo rojo pertenece a la Red de Blogs «Sabor a Málaga»

Que Recetas