Aros de cebolla veganos (sin huevo ni lácteos)

Los aros de cebolla son un aperitivo típico estadounidense que en casa nunca han tenido mucho éxito. No vamos casi nunca a restaurantes de comida rápida y alguna vez que hemos ido y hemos pedido aros de cebolla, la verdad es que no han gustado mucho: el rebozado no estaba crujiente y era demasiado abundante, por lo que la cebolla de su interior podía ser cualquier cosa.
Esta receta de aros de cebolla veganos nos han reconciliado con este aperitivo fácil y rápido de hacer. No usa huevo ni leche, solo harina de garbanzos como ingrediente estrella, por lo que añades proteína sin necesidad de recurrir al huevo. Si empleas además un aceite de oliva virgen extra suave bien caliente para freírlos y quitas el exceso de grasa con un papel absorbente, tendrás un entrante nada pesado, perfecto para un picoteo para toda la familia.
Los ingredientes que necesitarás son los siguientes:
Una cebolla;
harina de garbanzos;
pan rallado;
sal;
pimienta negra molida;
polvo de hornear o levadura tipo Royal©;
agua.

1º. En un cuenco grande mezcla 200 gr de harina de garbanzos con medio sobre (unos 5 gr) de levadura. Pon 100 gr de agua y mueve con unas varillas hasta que no queden grumos. Añade sal al gusto y pimienta negra molida y mezcla todo bien, debe quedar una masa semilíquida, como una tempura.
2º. Pon pan rallado en una fuente. Puedes usar uno con ajo y perejil si lo prefieres así (a mí me gusta más). Corta la cebolla en aros y empápalos en la tempura. Pásalos después, uno a uno, por el pan rallado y reserva.
3º. Fríe los aros en aceite de oliva virgen extra o aceite de girasol bien caliente. Dales la vuelta y sácalos cuando estén dorados. Pon en una fuente varías capaz de papel absorbente de cocina y coloca los aros encima para quitar el exceso de aceite.
Esta receta no tiene huevos ni lácteos, por lo que no solo es apta para veganos, también para intolerantes al huevo o a la lactosa. Os aviso ya de que están muy ricos. Por eso se van a convertir en habituales una vez que los probéis. Mis niños me los piden hasta para acompañar a las migas estilo Almería, las favoritas en casa (podéis ver la receta si pincháis aquí). ¿Os animáis a prepararlos? Cuéntame qué te han parecido en comentarios. ¡Un saludo, amigos!
NOTA:
¿Conoces nuestro grupo de Facebook “Cocina con o sin Thermomix”? Búscalo en la lupa de Facebook o pincha aquí y únete a la comunidad de El tiovivo rojo. En él podrás compartir recetas sanas y ricas para toda la familia 😉

el tiovivo rojo

Puede que también te guste...

No Comment

Leaver your comment

Sobre mí...

Susana

Mi nombre es Susana y soy mamá de unos peques que desde que nacieron se han convertido en el motor que mueve mi vida. Me encantan las manualidades, la decoración, cocinar y en general las cosas bonitas y originales que endulzan nuestro día a día. Puedes leer las entradas del blog suscribiéndote al mismo. Me encantaría leer tus comentarios a los “post” y que compartieses conmigo las fotografías de tus proyectos, recetas… Estoy también en Facebook, Instagram, Pinterest (El tiovivo rojo) y Twitter (@sgutfer). ¡Muchas gracias por subirte a El tiovivo rojo conmigo!

Sobre mí

¿Quieres recibir los post en tu correo?

No pierdas tus posts favoritos. Solo tienes que escribir tu mail y leerás antes que nadie las nuevas entradas. Sin spam.

Únete a nuestro grupo de Facebook Cocina con y sin Thermomix

Sígueme